¿Cuál es tu tipo de piel?

Si te interesa el cuidado de la piel, lo primero que debes saber es que existen diferentes tipos y lo importante es lograr identificar cuál es la tuya; esto con el fin de darle el mejor de los cuidados, porque una vez entendiendo qué productos son los ideales para tu tipo de piel, podrás darle mayores beneficios.



Así como se debe averiguar qué necesita un bebé cuando llora porque no puede expresar lo que siente, es como debemos tratar de entender lo que necesita la piel; hay pieles que requieren ayuda para retener lípidos y otras que necesitan controlarlos. En este artículo podrás saber las diferencias entre cada tipo.


Grasa

Debido a su mayor producción de sebo, ésta, al tacto se siente húmeda, pesada, untuosa y oleosa, es gruesa por zonas y turgente, a la vista se puede identificar porque presenta brillo, en específico en la zona T. Se muestran imperfecciones así como poros visibles y dilatados, su tono de piel no es uniforme y suelen verse surcos o arrugas anchas cuando éstas se presentan.


Seca

Se sabe que ésta es tirante y resulta también áspera, así como descamación por zonas, esto es por la pérdida o falta de retención de agua en ella, por ende, resulta ser muy delgada, los poros son imperceptibles, su apariencia es mate, presenta un color pálido y por zonas suele tener rojeces; cuando comienzan a salir arrugas, éstas son finas.


Sensible

La picazón, ardor, quemazón, tirantez e incomodidad, seguro son parte del día a día de quienes tienen este tipo de piel; del mismo modo, se presenta enrojecimiento, urticaria o sarpullido.

Los productos para este tipo de pieles deben tener las siguientes características:

● Que ayuden a mantener un pH5, de esta forma se refuerza la barrera natural sin maltratarla.

● Con ingredientes calmantes como la avena coloidal, aloe vera, D-Pantenol y bisabolol.

● Con humectación profunda para conservar lípidos y que hidraten, es decir, que aporten agua de forma tópica y mejoren la capacidad para absorberla.

● Libres de químicos como los parabenos, isotiazolinonas y formaldehidos.


Resistente

Ante la vista, este tipo de piel no presenta irritación o enrojecimiento, tampoco hay imperfecciones ni irregularidades inflamatorias, sin embargo, aunque sea resistente, no significa que no se debe humectar o hidratar; para mantenerla sana se recomienda evitar jabones en barra que pueden desgastar la barrera natural de la piel y como una opción, te recomendamos el Gel para ducha de Sopharma pH5, que ayuda a fortalecer esa barrera natural.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo